Una vida sostenible

Por Hannaly Hernández (Voluntaria de Formación y Voluntariado)

Un estilo de vida sostenible va mucho más allá́ de lo relativo a un modelo de consumo sostenible. Forma parte de una identidad que elegimos y decidimos. Es un concepto transformador; su fin es ayudarnos a ser y vivir mejor, de una manera responsable con la sociedad, el medio ambiente para asegurar la vida a las generaciones futuras. Dejemos de despalar, de botar basura, de degradarnos… ¡No sigamos siendo el cáncer del planeta tierra!

Si quieres vivir una vida sostenible y estar en armonía con el medio ambiente, sigue estos pasos y podrás aportar algo al cuido del planeta:

Desenchufa todos los aparatos que no utilizas, por ejemplo, no dejes el cargador enchufado cuando ya hayas terminado de cargar tu móvil o tu computador.

Usa una bolsa ecológica cuando sales a comprar al supermercado. Si no quieres comprarte una de estas, pues reutiliza alguna de plástico de las que ya te hayan dado en otra compra. Prefiere los envases de vidrio a los de plástico. De ser posible compra bebidas de envase retornable. Usa bombillas o ampolletas bajo consumo Prefiere las pilas de consumo recargable.

Apaga las luces que no usas De ser posible, deja secar tu ropa al sol luego del lavado. Si usas lavarropa, usa solo la carga completa. Lavar con media carga significa un desperdicio de agua Cuida el agua cuando lavas la cera, te bañas o cuando cepillas tu dientes. Usa trasporte público o trata de compartir tu coche, si es que no puedes llegar caminando a la dirección de destino o bien utiliza una bicicleta como medio de transporte, te ejercitas y no dañas el medio ambiente. Aprovecha el agua de la lluvia para regar las plantas lavar el carro con un balde, de esta manera evitarás gastar litros y litros de agua con la manguera abierta.

En medida que te sea posible, trata de cultivar en tu casa. Cuando imprimas trata de hacerlo de manera que reutilices el papel. No hagas grandes compras en los supermercados, compra solo lo que necesites.

Si cada uno/a de nosotro/as decidiera hacer alguna de estas medidas, podríamos aportar nuestro grano de arena ¡para una vida más sostenible!

No se encontraron post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *